b_350_0_16777215_00_images_rnmov.jpgLa asamblea de trabajadores de prensa de Radio Nacional Santa Fe, convocada por la Asociación de Prensa de Santa Fe, se reunió a efectos de analizar la situación de incertidumbre laboral existente en la empresa estatal. La asamblea en Santa Fe es una de las tantas reuniones de trabajadores de los medios públicos que vienen desarrollándose en estos días en diversos lugares del país. El temor y la angustia respecto del futuro crece entre los trabajadores de Radio y Televisión Argentina SE (RTA).

A fin de diciembre vencen los contratos de alrededor de 200 trabajadores precarizados en todo el país. Hasta el momento las autoridades de la radio estatal no han confirmado la continuidad de todos ellos. Eso alimenta la incertidumbre de las familias de estos trabajadores. La pregunta que se hacen muchos es: la gestión de Cambiemos tomará la misma decisión de despidos masivos que en su momento implementó la gestión menemista?  

A ello se agrega una serie de medidas que van todas en la dirección del ajuste y el achicamiento.  El lanzamiento de un plan de jubilaciones anticipadas para todos los trabajadores. Plan que se pone en marcha precisamente luego que se aprueba un nuevo régimen previsional que perjudicará a los jubilados. La reforma baja el denominado “índice de sustitución”. Es decir, la relación entre el sueldo del activo y el sueldo del pasivo. Actualmente esa relación es de alrededor de un 60-65 por ciento. Luego de la modificación será alrededor del 40 por ciento. Ello significa que los trabajadores que jubilen en adelante recibirán un haber inicial que será mucho menos de la mitad de lo que cobran actualmente. Además se está lanzando un plan de retiro “voluntario” destinado también a achicar la planta de personal. El progresivo achicamiento de las programaciones locales en todo el interior del país.

Está claro que RTA no le interesa a este gobierno. No existe ninguna política destinada a utilizar su enorme potencial con el fin de tener una comunicación pública de calidad cuyo destino sea el conjunto de la población de todas las provincias del país. Esta falta de vocación por los medios públicos pone a todos sus trabajadores en riesgo. Quienes crean que permaneciendo en silencio podrán salvarse del despido se equivocan. La única posibilidad de defender nuestros puestos de empleo es la unidad, la organización y la solidaridad. La clase trabajadora es una sola.